Hoy en día el mercado del calzado deportivo ha evolucionado y se ha tecnificado muchísimo. Las zapatillas constituyen en muchos deportes una parte imprescindible del equipamiento del deportista, ya que se trata del elemento que dará protección, amortiguación y estabilidad a nuestro cuerpo a la hora de realizar la práctica deportiva, por lo que la elección adecuada del calzado deportivo puede evitar lesiones, así como mejor nuestros tiempos en carrera.

Debemos tener en cuenta a la hora de elegir zapatillas running, que no existen las zapatillas perfectas. La elección de vuestras zapatillas va a depender de la superficie, intensidad, peso, ritmo, tipo de pie y muchas variables que veremos a continuación en esta nueva entrada al blog. Así que no intentéis trasladar la elección de un compañero, amigo o conocido a vuestro pie, porque como ya hemos dicho no hay calzado perfecto para todos. ¿Estáis listos? ¡¡¡¡Vamos a ello!!!!:

EL PRIMER CONSEJO PARA ELEGIR ZAPATILLAS RUNNING

El primer consejo que os vamos a dar y que suele ser error de novato es el siguiente: ¿En qué momento del día es ideal elegir zapatillas running? Hay que tener en cuenta que durante la realización de la mayoría de los deportes, el pie sufre una dilatación, aumentando su tamaño, por lo que se recomienda comprar el calzado deportivo al final del día y ser capaces de calcular ese pequeño incremento de tamaño que sufrirá nuestro pie; ya que una zapatilla demasiado apretada en la práctica deportiva nos puede dar problemas como: adormecimiento de los dedos, rozaduras y ampollas, uñas encarnadas o incluso uñas negras debido a un hematoma debajo de la uña.

LA SUPERFICIE

Dentro de un mismo deporte, en muchas ocasiones nos encontramos con distintas superficies, como ya sabéis, la superficie de running puede cambiar, por ello, a la hora de elegir zapatillas running, debemos tener en cuenta si vamos a correr por asfalto, por montaña, arena o incluso en pista de atletismo. A día de hoy, independientemente de la marca y del modelo, existen diferentes tipos de zapatillas adaptadas a cualquier tipo de superficie. Así que es mejor que determines a qué lugar vas a ir regularmente a correr para ayudarte a elegir las zapatillas que necesitarás.

Si sales a correr sobre asfalto, por ejemplo, necesitarás unas zapatillas con una buena amortiguación. Mientras que, si corres por el parque o por la hierba, la estabilidad ganará mayor relevancia y tu suela requerirá mayor adherencia. Si te atreves con terrenos más pedregosos o senderos con piedras, entonces tendrás que recurrir a zapatillas de trail que proporcionan mayor agarre, estabilidad y protección.

TIPO DE PIE/PISADA

En los últimos años se ha puesto muy de moda tener en cuenta el tipo de pie o pisada a la hora de comprar calzado deportivo, sobre todo en el running. Seguramente esto ya lo hayas escuchado antes, pero…. ¿Sabes qué significa? A continuación, te explicamos de manera breve que es una pisada neutra, supinadora o pronadora.

Lo primero que debemos saber, es que tanto la pronación como la supinación, son movimientos fisiológicos del cuerpo humano, es decir, nuestros pies deben hacer este tipo de movimientos para poder adaptarse bien al terreno por donde caminamos e incluso ser capaces de absorber el impacto de todo el cuerpo contra el suelo en cada paso, en otras palabras… el pie, gracias a los movimientos de pronación y de supinación, funciona como un amortiguador y permite disminuir las fuerzas que actúan en la rodilla, cadera y columna evitando así futuras lesiones.

Cuando los movimientos de pronación y supinación son normales y observamos que no provoca alteraciones en articulaciones próximas, entonces hablaremos de pisada neutra. Pero si dichos movimientos de pronación y supinación son excesivos, puede provocar molestias en el corredor. Es muy importante saber que una pisada pronadora, neutra o supinadora, no es un diagnóstico clínico, es solo un movimiento natural del pie que puede estar normal o alterado, por lo que se aconseja que acudas a un profesional para realizar un estudio de pisada o de la carrera y así poder hacer un buen diagnóstico de tu pisada.

AMORTIGUACIÓN/PESO

Otro factor que debes tener en cuenta es tu peso corporal, ya que en muchos deportes es posible elegir el calzado en función de la amortiguación que necesitemos o del peso que tengamos, es importante que un profesional deportivo nos haya asesorado previamente sobre qué es lo que necesitamos en función de nuestra actividad. Las zapatillas de running, generalmente, poseen modelos en función de la estabilidad y la amortiguación que necesitas según el peso que tengamos.

DROP DE LAS ZAPATILLAS

Factor que debemos tener en cuenta a la hora de elegir nuestra zapatilla ideal es el drop de la zapatilla. El drop y la amortiguación de las zapatillas están muy asociadas una con la otra. Un drop bajo representa una zapatilla más ligera y específica para corredores experimentados con ritmos de carrera muy bajos donde al correr no talonean y por lo general lleva menos amortiguación. Si os estáis iniciando en el running debéis ser asesorados por un especialista, aunque con toda seguridad necesitaréis un drop alto y buena amortiguación.

EL PRESUPUESTO

Sé realista con la compra de tus zapatillas. Las hay de gama alta con precios entre 200 y 300 euros, pero si acabas de empezar, mejor comprar con unas de gama media y conforme vayas progresando, tendrás la oportunidad de comprar unas zapatillas mejores.

COMODIDAD

El último factor importante a tener en cuenta a la hora de comprar unas zapatillas es el confort. Prueba varios modelos, de distintas marcas, con distintos sistemas de amortiguación, déjate asesorar por el dependiente/a de la tienda de calzado de running. Uniendo todos y cada uno de los parámetros anteriormente indicados, ¡seguro que acertarás en tu compra!

Bueno runners… espero haber podido ayudar a elegir vuestra zapatilla ideal o por lo menos a no cometer errores en la elección que luego acarrean muchas lesiones que estamos acostumbrados a ver en nuestras consultas. Solemos ver pacientes que acuden en busca del origen de la lesión pensando que el problema viene de nuestra técnica de carrera o de nuestra pisada y es simplemente una cuestión de elegir la zapatilla correcta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
ES GL